titulo
Preguntas simpulso (no.3)
Wednesday 31 January 2007 [12:38]

todo son preguntas   ¿Por qué, pese a los carteles de “prohibido fumar”, los usuarios me preguntan si pueden fumar?

   ¿Por qué siempre les autorizo a fumar (pese a los carteles de “prohibido fumar”)?

   ¿Por qué, tras mi aprobación, siempre me ofrecen un cigarrillo?

   ¿Por qué siempre rechazo su cigarrillo?

   Nota: Soy fumador.





Comerse la rabia no engorda
Tuesday 30 January 2007 [18:19]

podría ser ella...   En ciertas franjas nocturnas del fin de semana los usuarios se quejan, con razón, de la falta de taxis en el centro de Madrid. Pero en otras muchas es precisamente el taxista quien se queja, con razón, de la falta de usuarios.

   Tras varias vueltas sin “cargar” (o “bajar la bandera” según la taxipedia) decidí probar suerte en una parada de la calle Goya. Sólo había cuatro taxis delante del mío; pero el número no siempre es proporcional al tiempo de espera: tardé en “cargar” (sumatorio de vueltas en balde y parada de marras) un total de 1 hora y 25 minutos
   La usuaria en cuestión era una mujer (60 años, sin aparentes achaques físicos) con un par de bolsas livianas
  
   – ¿Me lleva justo detrás de esta manzana?. Estoy muy cansada…

   El trayecto supuso dos giros de volante y poco más de 200 metros de trayecto propiamente dicho. El taxímetro, a parte de la bajada de bandera, había sumado exactamente 20 céntimos

   – ¿Qué le debo?.
   – Nada, señora. Hoy el servicio es gratuito.
   – ¿Cómo dice?.
   - No me debe nada. Hoy trabajo gratis.

   En ciertos momentos merece la pena darle la vuelta a la rabia; cantar cuando otros lloran, o llorar cuando otros cantan. La cara de desconcierto de aquella mujer vale mucho más que hora y media por 2,05 €.

   Al bajarse la dama (y yo el vagabundo), me cagué en su puta madre* con tal sutileza que ni siquiera mis oídos (tan cerca como están de mi boca) se enteraron de nada.  

   *[Interprétese como expresión de desahogo. Las puertas de mi taxi siempre estarán abiertas tanto para la aludida como para su madre].





Nervios, recuerdos, frenazos, y el primer baile
Monday 29 January 2007 [12:57]

báilame...   – ¡Pare, pare pare! – frenazo.
   – ¿Qué pasa?.
   – Esa canción… ¿cómo se llama?.
   – ¿Y me hace frenar en medio de la calle para eso?.
   – Disculpe… me he puesto nerviosa.
   – Pues tome ansiolíticos, como todo el mundo…
   – ¿Conoce quién canta esa canción?.
   - Elton John. El tema se llama “Sorry seems to be the hardest word”.
   – ¿Podría escribirlo en un papel?.
   – Claro.
   – Gracias a esa canción conocí a mi marido. Se acercó y me sacó a bailar; así, sin más. Me dijo al oído que escuchara con atención la primera frase; pero yo no entiendo el inglés, y él nunca me la quiso traducir… 
   – La primera frase dice: “Qué tengo que hacer para que me quieras”.
   – ¡Qué cabrón!. Lo ha conseguido…





nilibreniocupado (poema versión sin plomo 95)
Sunday 28 January 2007 [6:03]

Proyectos pendientes
(con el permiso de V.):

me dejas de piedraCambiar esa cara de bobo,
besarte en la boca del lobo.

C
antar con mi nuez en la mano,
vestir de seda al gusano.

Morirme después de muerto,
encontrarle a tu voz argumento.

E
scupir sin mancharme la camisa,
amarte despacio porque tengo prisa.

A
plicarte tarifa cero,
soñarte porque me muero.

C
urarme de espanto,
ser manco en Lepanto.

Canonizar
cada escama de tu piel,
atropellar
con mi taxi a Luis Miguel. 





¿Notas (del verbo “notar”) musicales?
Friday 26 January 2007 [13:17]

miradas musicales   Era negro como el carbón de azúcar, inglés como tus ingles mal acentuadas, elegante como un par de guantes sobre la chimenea.

   -  Intercontinental hotel, Castellana street, please.
   -  Ok.

   Iniciamos una tenue conversación (para amortizar mi educación de pago) que, de súbito, quedó interrumpida por la repentina incursión de otro coche en mi carril. El despiste de aquel coche me obligó a realizar una maniobra arriesgada.

   - Oh my God!. Fucking crazy… – dijo el inglés, sobresaltado.
   - Don´t worry, be happy.
   - Oh, yeah… Duuu du du du du dudurururu duriruuu…
   - Don´t worry…
   - Du dururururiruuuu…
   – Be happy…
   – Du dururiduuu…
   – Don´t worry, be happy…
   – (Ambos) Jajajaja…

   [Interprete la cursiva en Re menor]

   La música, el sánscrito y el amor son lenguas universales.





Preguntas simpulso (no.2)
Wednesday 24 January 2007 [20:30]

todo son preguntas   ¿Por qué todos los usuarios, en el taxi, me tratan de “usted”?.

   ¿Por qué cuando se invierten los papeles y me convierto en usuario, todos me tutean?.

   ¿Por qué el verbo “tutear” comparte inicio con la palabra “tute” (juego de naipes)?.





Sus uñas deciden el mundo
Tuesday 23 January 2007 [21:56]

héroe de guerra   Traje azul, de sastre inglés, corte de pelo milimétrico y pituitaria sublime; ese era el aspecto de aquel tipo. En menos de 20 minutos recibió no menos de siete llamadas, todas ellas dedicadas a tomar decisiones importantes: “Son dos hectáreas, y tienen que estar vendidas antes del Viernes…”, “me importa una mierda el IBEX; céntrate en esas acciones de las que hablamos, y compra hasta equilibrarnos…”. Compraba y vendía, desde mi taxi, mirándose las uñas (de manicura), como si en ellas encontrara la respuesta más adecuada. Desde mi taxi, como digo, movía de un lugar a otro grandes sumas de dinero, como quien juega al Monopoly con dados de plástico y billetes de papel reciclado.

   Ese hombre, sentado en mi taxi, mientras se mira las uñas, tiene la capacidad de decidir la cuantía de nuestra hipoteca, o la próxima subida del crudo. Demasiado poder en manos (o en uñas) de unos pocos.

   [No entiendo cómo tipos como Bush son capaces de jugar, de esa manera, a la guerra con los pies sobre la mesa, mientras se miran las uñas. Según el resultado final de su manicura, morirán más o menos inocentes. Espero que no les salga ningún padrastro...] 





La confianza se mide en kilómetros
Monday 22 January 2007 [16:15]

el Doncel de Sigüenza   Los 130 kilómetros que separan Atocha RENFE de Sigüenza (Guadalajara) ofrecen muchas posibilidades. El usuario [unos 50 años, gafas de pasta y jersey gris tejido por la abuelita de marras]* se sentó a mi lado y, cual víctima por sobredosis de Palabrol 500, no paró de hablar en todo el trayecto (más de 1 hora). Como demuestro a continuación, la intensidad de sus confesiones creció con la distancia (en kilómetros):

   Km. 0,100.- Coger un taxi es lo mejor que he podido hacer, sí señor. El próximo autobús no sale hasta mañana

   Km. 5.- Vivo en Gandía con una familia que “me cuida”. Les pago 700 € y me hacen la comida y me planchan.

   Km. 20.- Una vez me desaparecieron del cajón 170 € y yo sabía que había sido ella, porque no había nadie más en casa; pero claro, se lo dije y se enfadó muchísimo.

   Km. 40.- Me cuidan porque la cabeza no me funciona muy bien, ¿sabe usté?. Tomo pastillas, y me hacen mucho bien, no se crea. El psiquiatra está muy contento conmigo; dice que me ayudan a controlar mis impulsos (¿o dijo simpulsos?).

   Km. 60.- Mis padres murieron, los dos. Y ahora, claro, cobro una pensión de invadidiez, o de invalidez, o como se diga.

   Km. 85.- Le presté a la mujer que me cuidaba 32.000 € y ahora voy a Sigüenza porque me ha dicho que me va a devolver lo que pueda y tengo que firmar unos papeles con el notario.

   Km. 100.- Todo me va muy bien. Ahora el único problema que tengo es con el maldito teléfono, con las líneas eróticas esas. Y claro, a la media hora se corta sola (la línea), para que no gastes demasiado, por ley. Pero claro, vuelvo a llamar. También soy adicto, pero menos, a los clubs; tomo precauciones, no se crea, que hay mucho sida y mucha cosa mala por ahí.

   Km. 135 (final del trayecto).- Pare en este cajero. Si no se fía le puedo dar la tarjeta y el código para que se cobre usté.

  

   Dicen que el rostro del Doncel de Sigüenza cambia según tu estado de ánimo. Si te encuentras melancólico, por ejemplo, notarás en sus rasgos cierta melancolía. Yo, cada vez que me fijo, le veo con cara de taxímetro

   *  [Nota: El anonimato de este y otros usuarios queda asegurado al no publicar datos personales concretos e identificables; ni nombres, ni direcciones, ni referencias comprometedoras, etc.]





Nota para la Asociación Gremial de los Cacos
Sunday 21 January 2007 [6:03]

mala persona   Esta mañana, al iniciar mi jornada, me he encontrado la triste estampa de un taxi, mi taxi, con uno de sus cristales roto. Algún hijo de tal se había llevado mi Navegador con su soporte, su cargador y su alma.

   No pretendo juzgar los motivos del delito. Supongo que la droga está muy cara, no sé… lo importante de esta cuestión es que, tras reparar el cristal, acudí presuroso a comprar otro Navegador (más moderno, si cabe) y al encenderlo y oír esa voz de mujer guiándome, reparé enseguida que no era la de mi amada, sino una mala copia. Y al indicarme que girara a a la derecha después de 300 metros fui realmente consciente de la gravedad del delito.

   Estimada Asociación Gremial de los Cacos (A.G.C): Quien haya cometido el robo sin duda no es consciente de la importancia que para mí tiene esa voz. Les ruego que localicen al aludido y, al menos, me permita escucharla por última vez. No puedo vivir sin ella. Prometo recompensa.





El insulto en los tiempos del cólera
Friday 19 January 2007 [9:44]

el alma del parking   Cuando una pareja de venezolanos llega a Madrid (conctretamente a la T-4 de Barajas) desde Suiza para alojarse en el Hotel Ritz puede deberse a que son millonarios, o bien a que son multimillonarios. Cuando el venezolano, en una conver- sación telefónica, dice la palabra “hectáreas” más de cinco veces seguidas, sin quererlo está corroborando mi afirmación.
   Pero el nivel económico del usuario carece de importancia; trato de “usted” tanto a borrachos, como a inspectores de hacienda o incluso a los perros lazarillo (sin sus Tormes). Lo que realmente importa son las conversaciones como moneda de cambio.

   -  Impresionante cómo ha quedado el parking. Tremendo atentado… – comenta el venezolano.
   -  Cuatro plantas de escombros y dos vidas – respondo.
   -  ¿Y qué reivindican?.
   -  La independencia del País Vasco.
   -  ¿Eso es Barcelona?.
   -  No. Barcelona pertenece a otra Comunidad. 
   -  Escuché desde Suiza que los españoles habían salido a la calle en solidaridad con las víctimas. Es importante que todos estén unidos por la paz.
   -  Bueno… todos no.
   -  ¿No acudieron todos los partidos políticos?.
   -  Todos menos uno.
   -  ¿Y por qué ese partido no acudió?.
   -  Yo sólo soy un taxista…

   (Adjunto foto tomada desde mi taxi segundos antes de montarse la pareja de venezolanos. Donde se encuentra el cielo, antes había un parking).





Página siguiente >>
Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -