titulo
Quiero robar una voz invisible
Tuesday 17 April 2007 [15:50]

imagen mental   – Buenas tardes. Calle Fuencarral, por favor…

   Esa voz me suena, pensé.

   Al situarse justo detrás de mi asiento no pude mantener contacto visual con ella. Su figura se encontraba fuera de los límites marcados por mi espejo retrovisor.

   Sin embargo, gracias a un sesudo chequeo mental de mi archivo sonoro, llegué a encontrar la respuesta:

   ¿Recuerdan la voz de aquel Navegador que me robaron?: Era la misma voz, “la voz”; el mismo timbre, esa misma sonoridad líquida que al indicarme cada desvío me abrazaba los tímpanos casi sin tocarlos.

   Al fin había encontrado la misma voz tantas veces reproducida por ese Mp3 craneal que llamamos memoria.

   Pero no podía verla.

   Traté sin éxito de encontrar su cara simulando buscar “algo” en el asiento trasero, volteando la cabeza hasta el mismo límite del exorcismo; pero aquella mujer parecía esconderse de mí (puede que de sí misma, también). Era menuda, escurridiza y, hasta el momento, invisible.

   Al alcanzar su destino, me tendió un billete de 5€. Su mano, en el momento de rozar mi mano, parecía envuelta en células de oxígeno aterciopelado; tan juntas unas de otras, que simulaban un microscópico Tetris concluso.

   Entonces traté de aprovechar la ocasión para, al devolverle el cambio, poder estudiar sus rasgos al menos durante un par de segundos y así retener la línea de sus labios, sus ojos, o su barbilla en mi memoria (en la misma carpeta que el archivo de su voz). Sin embargo, me dijo:

   – Quédese con las vueltas.

   Y abrió su puerta, y bajó del taxi: el cabello cubría su cara lo suficiente para continuar invisible y misteriosa. Luego se adentró en un portal, y así acabó todo.

  

   [Nota a la mujer invisible de la calle Fuencarral: Sé dónde vives, o al menos dónde vive tu novio, marido o amante. No quiero perturbar tu vida ordinaria, ni serle infiel a nadie. Tan solo te ruego un trozo de voz para mí, sólo para mí. Y no dejaré de pasar por tu calle hasta que mis oídos reunan valor para robarte unas cuantas palabras]

   Continuará…   





Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -