titulo
Fantasías simpulso
Monday 30 April 2007 [14:05]

   Al salir del taxi la mujer se dejó olvidada una carpeta sobre el asiento. Las prisas, los coches y los cláxones ruidantes me obligaron a continuar la marcha; imposible bajar del taxi y correr hacia ella para devolvérsela.

   Cuando encontré un hueco para aparcar, revisé con más calma el contenido de la carpeta por si adjuntaba alguna dirección remitente o bien algún dato que me ayudara a poder localizarla. No había más que exámenes corregidos por ella (supuse), entre los cuales me llamó la atención el siguiente:

Froilán: nuestro Rey

   Nota: Aunque le hayan arrebatado (injustamente) el 4º puesto en la línea sucesoria, tenemos que unirnos y hacernos fuertes ante un propósito común: que Froilán se convierta en nuestro próximo Rey. Para ello no es necesario esperar a su mayoría de edad. Cuanto antes herede la corona, antes nos llevará a la III República. Hacedme caso.

  

   [Puede que este suceso no haya ocurrido nunca, que se trate tan sólo de una fantasía simpulso. Puede que nunca existiera aquella mujer, ni el exámen de Froilán.  Algunas veces la ficción se mezcla con la realidad a una velocidad tan magnífica que cuesta distinguirlas]  





Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -