titulo
Le conocerás por sus ruinas
Sunday 10 December 2006 [19:02]

posible buena gente   Otro macarra (de ceñido pantalón) me pide llevarle a la calle Colombia, desde Gran Vía, y el tráfico prenavideño es tan intenso (y el taxímetro tan injusto…) que, unos cuantos euros y muy pocos metros después me dice:
   – Sólo tengo 10 €. Cuando marque 10 €, me bajo.
   Hace mucho frío, y llueve, y la intemperie se convierte en una especie de Siberia Cañí.
  
   A unas cuantas manzanas de su destino, con el taxímetro marcando 9.50 €,  el macarra me pide que le pare ahí mismo.
   – Aun quedan 50 céntimos para llegar a los 10 € – le digo.
   - Lo sé, pero quería darle algo de propina.

   Nadie habría dado un duro por aquel chico de dudoso aspecto, y seguramente muchos sean los que cambien de acera al cruzarse con sus pintas en cualquier calle inhóspita. Pero ejemplos como este demuestran que los prejuicios, las apariencias y las generalidades, en muchos casos, engañan.

   Y ciertos muros de todas esas fachadas en ruina no permiten demostrar la pulcritud de su interior. Y quien en lo referente a prejuicios barre para casa, tendrá la casa llena de polvo. He dicho.  




7 Bajadas de bandera »

    Que razón tienes. Cuantos mas perjuicios tienes mas lecciones como estas te da la vida.
    Saludos!


    Anonymous se subió a mi taxi el Sunday 10 December 2006 a las 21:52



    Hola , simplemente eres un crack. Me encanta tu blog y la filosofía con la que te tomas la vida. Yo de mayor quier ser como tú.

    Mirian 


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 11 December 2006 a las 17:29



    A mi en La India me ocurrió algo que tiene mucho que ver, estaba paseando por Delhi y una serie de acontecimientos pues me afectaron emocionalmente, entonces un chico Indú que conducía una especie de carroza arrastrada por una bici paró al verme así y se preocupó por mi me preguntó si alguien me había hecho daño, si quería tomar algo etcetc entonces la gente que pasaba alrededor (no hindúes) se paraban a preguntarme si el chico me había hecho daño si estaba bien, si me había hecho algo….. solo porque le vieron hablando conmigo y por su aspecto, cuando anteriormente esas mismas personas pasaron a mi lado y ni se percataron de la situación. Tienes toda la razón del mundo, para mí estos sucesos son de los que más dicen de las personas en esta vida.


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 11 December 2006 a las 18:57



    Y bien dicho.

    Un beso.


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 11 December 2006 a las 20:10



    ¡¡me fascina tu blog!! llevo un buen rato sumergiéndome en tus historias :) te voto y te enlazo ¡qué descubrimiento más genial!
    Laura


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 22 January 2007 a las 17:00



    y al votarte he descubierto con sorpresa que eres simpulso, el mismo que dejó un comentario hace poco en mi blog… ¡el mundo es un pañuelo, incluso el virtual!


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 22 January 2007 a las 17:05



    Bueno, este es mi primer comentario, pero leo muy a menudo en ésta página.

    Respecto a lo de las apariencias… yo lo sufro a menudo (pelo largo, cazadora vaquera rota…) afortunadamente, la sociedad cada vez es menos crítica con el aspecto (desde mi punto de vista)

    Un saludo y a seguir poniendo comentarios (mi padre es taxista y muchas veces leemos juntos lo que pones)


    Anonymous se subió a mi taxi el Sunday 1 June 2008 a las 0:46


¡Baja la bandera!


× 1 = 1



Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -