titulo
Conversaciones públicas (de gestión privada)
Friday 22 December 2006 [20:23]

guiones de gestión privada   Supongamos que todas las Asociaciones de Taxis deciden, por mayoría, que las conversaciones entre el taxista y el cliente sean de Gestión Privada. Imaginemos que una especie de Factoría de Ideas, a modo de subcontrata, gestione nuestro ingenio en cada conversación; que nada más montarse el cliente e indicarnos su destino, comencemos a hablar del tiempo (del frío o del calor) siguiendo un guión contrastado con el Instituto Meteorológico de turno,  también subcontratado, y que el cliente nos haga comentarios cuya réplica suponga consultar a esa subcontrata de las Ideas (vía GPRS). Supongamos que el taxista tuviera que pagar una cuota anual para mantener esa Gestión Privada, y así desentenderse de todo comentario particular que implique un esfuerzo  creativo adicional.
   Supongamos que todas nuestras frases ingeniosas fueran previamente redactadas por un guionista desde Tanger.
   Supongamos que alguien nos escribiera el guión de lo que hacemos, de lo que comemos, de lo que decimos, de lo que besamos…
   Supongamos que me cago en la Gestión Privada.




2 Bajadas de bandera »

    Supongamos que el hombre de tu vida se casa con otra,supongamos que speras que te llamen para el empleo de tu vida y el móvil no tiene batería, supongamos que te vas a probar unos zapatos en una tienda y tienenes un tomate en el calcetín, supongamos que te suenas la naríz y se que queda un moco colgando y no te das cuenta, supongamos que vas al baño en un restaurante muy chic y sales con papel higiénico pegado a la suela del zapato, supongamos que ese pedo que piensas que no va a sonar va y suena (y huele), supongamos que estás en bata con los rulos puestos y la mascarilla verde y viene George Cloony a cobrarte el recibo de la comunidad…. pues yo me cago en la navidad!!!


    Anonymous se subió a mi taxi el Saturday 23 December 2006 a las 14:49



    jaja…hace tiempo pensé en algo similar cuando intentabamos diseñar un ascensor para aquellos que sufren claustrofobia, la solución mas ingeniosa era crear un puesto de trabajo nuevo: “el hablador de ascensor”, un tipo que te mantuviese entretenido durante el corto viaje, podiamos integrar a algun loco en la sociedad, pero a la gente aún le daría reparo, mucho mejor alguien con pinta de ama de casa…bueno el caso es que el perfil adecuado es Karlos Argiñano…jajaja vaya paranoias

    Saludos amigo! Feliz navidauuu,no curres mucho!!


    Anonymous se subió a mi taxi el Saturday 23 December 2006 a las 22:34


¡Baja la bandera!


2 × 8 =



Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -