titulo
Los renglones torcidos del taxi
Wednesday 27 December 2006 [14:00]

quien maneja los hilos   Quien levantó el brazo parecía una mujer normal, un tanto abofeteada por el paso de los años, pero normal al fin y al cabo. Lo que no podía imaginar fue que, tras ella, montó otra mujer completamente demacrada, de rostro cadavérico, ojos fuera de órbita, cabello imposible, con pocos dientes (o ninguno), fruto evidente de toda una vida como heroína de la drogaína. No era demasiado joven pero tampoco demasiado mayor. Comenzaron a soltar frases soeces y la más demacrada eructó una vez (“este te lo dedico“), luego otra (“este pa mí“), y luego otra (“este pa las dos“). Según lo recogido en su posterior diálogo supuse que la más “normal” trataba de sacarle toda la pasta posible a la otra. Hay algo más bajo que lo más bajo, y es aprovecharse de lo más bajo.
   De repente sentí un olor nauseabundo, insoportable. La más demacrada le dijo a la otra que tenía que ir al baño, urgente, y me temí lo peor. Bajé la ventanilla, pese al frío, pero me pidieron que la subiera: no eran conscientes de su propio hedor. Al bajarse, tras un trayecto atroz, la más demacrada corrió como pudo hacia el bar más cercano. Al verla en tal estado, tan sólo pude alzar la impotencia de mis puños hacia un cielo inalcanzable, de un color bien jodido.
   Si existe un Dios (ejemplos como este me hacen dudar) me gustaría hacerle un par de preguntas. En tal caso, si ese Dios se encarga de manejar las cuerdas de aquella pobre mujer, que le metan en un psiquiátrico, urgente. Y que luego me pasen la factura




10 Bajadas de bandera »

    Sería estupendo poder echar las culpas a un Dios por llevar una existencia miserable, pero no es así, somos nosotros los dueños de nuestras vidas y estamos sujetos a nuestras decisiones y condicionados por el entorno que nos rodea.
    Creo que la factura no te la pagarán…

    Saludos


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 27 December 2006 a las 14:23



    Leí “los renglones torcidos de dios” en el insti. Es una maravilla el desfile de personajes en el libro, casi como en este taxi… jeje

    Un abrazo


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 27 December 2006 a las 14:50



    Ante determinados espectáculos es difícil creer en un Dios omnipotente. MATRITENSIS, tiene su parte de razón… somos responsables de nuestras miserias… ¿pero hasta que punto pesa más el contexto que limita nuestras acciones o nos aboca a ellas?

    Un saludo.


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 27 December 2006 a las 23:00



    A quien su padre, borracho, le infla a hostias cada 2×3 mientras su madre se ausenta en busca del enésimo chute de heroína del día, no creo que le queden demasiadas opciones (ni ganas) para llegar a licenciarse en Neurocirugía Molecular… a esos hilos me refiero. Al lastre de la vida que a cada uno le ha tocado vivir. La Fe no es más que un intento por encontrar una ecuación magistral que justifique el significado abstracto del “azar”.

    Saludos, contertulios (y enhorabuena por mi blog).


    Anonymous se subió a mi taxi el Thursday 28 December 2006 a las 2:06



    Bueno amigo, la verdad es que estar al borde de una guerra civil no es del todo un acercamiento.
    Está muy bien tu blog, los textos y el diseño. Creo, sin embargo, que tienes que ser más benevolente con tus clientes aunque sean putas.
    Pasaré a verte pronto a ver qué carrera has tenido hoy…
    un abrazo de un peatón…Taxi, lléveme al Space rápido!!!;)
    http://www.camisablancademiesperanza.blogspot.com


    Anonymous se subió a mi taxi el Thursday 28 December 2006 a las 12:48



    Claro que existe Dios, pero es un sordomudo que no coge taxis ;)


    Anonymous se subió a mi taxi el Thursday 28 December 2006 a las 14:20



    Querida sue975. En ningún momento he dicho que fueran putas (con todos mis respetos hacia las Magdalenas…), y mi benevolencia se demostró aguantando ese espectáculo dantesco hasta el final. Habría estado en mi perfecto derecho si, en lugar de eso, las hubiera invitado a bajar de mi taxi (por falta de higiene, conducta impúdica, etc). Y no me quejo de ellas, sino de esta terca vida… un saludo.


    Anonymous se subió a mi taxi el Thursday 28 December 2006 a las 16:02



    somos todos conscientes d nuestros propios OLORES?.Me parece que es una buena pregunta para plantearse.


    Anonymous se subió a mi taxi el Friday 29 December 2006 a las 22:39



    todos somos responsables de los pedos que nos fumamos!amigo.en tu caso pudiste decir que no cuando te pidieron que alzaras el cristal pero no lo hiciste. Que características tendrá dios?seguro que la cobardía no es una de ellas.lucharia el por sus derechos?Sera consciente de sus
    propios defectos? si estamos hechos a su imagen… desde luego que no!


    Anonymous se subió a mi taxi el Friday 29 December 2006 a las 22:40



    Soy ateo pero dios existe; y existen tantos dioses como creyentes hay. ¿Quién tuerce los renglones? Tantas respuestas como dioses, que no solucionan nada, y que muchas veces sirven para repartir responsabilidades con la esperanza de salir indemnes en el reparto.
    Simpulso, mi enhorabuena por el blog y por el trato que les das a las personas que embarcan en tu taxi y que descansan en el muelle de tu blog. No sé si llevas gps en el taxi, pero tienes uno implantado muy cerquita del alma (si es que existe).


    Anonymous se subió a mi taxi el Saturday 30 December 2006 a las 1:17


¡Baja la bandera!


3 × 1 =



Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -