titulo
El loco y viceversa
Tuesday 17 October 2006 [18:24]

¿quién conduce a quién?   El itinerario más lógico desde la Terminal 4 de Barajas hasta la estación de autobuses de Auto Res (Plaza de Conde de Casal) pasa por la M-40 Sur y la Avenida del Mediterraneo, siempre que no nos encontremos en hora punta. Y tal fue el caso. Pero el importe, 26 €, no convenció a los clientes.
   -  ¿Ha subido la tarifa o el suplemento?.
   -  Subió a principio de año.
   -  Viajamos mucho a Mallorca, y el trayecto siempre nos cuesta 20 €.
   Lo que el señor me planteaba era literalmente imposible. Pero la ética profesional no se permite dar a entender al cliente que está equivocado, o que miente.
   Profundizando en la conversación doy con la respuesta: el matrimonio siempre ha aterrizado en la T-2 y no en la T-4, lo que demostraba la diferencia en el importe.
   – La Terminal 4 se encuentra más lejos que la T-2. De ahí la diferencia.
   – Pero nosotros no tenemos la culpa de haber aterrizado en la T-4.
   – ¿Y qué me quiere decir con esto?.
   – Que si siempre he pagado 20 € desde el Aeropuerto hasta Auto Res, lo suyo es que yo le pague 20 €.
   – Entonces quien pierde 6 € soy yo.
   – Claro, pero comprenda que ese no es mi problema. Yo no tengo la culpa de haber aterrizado en otra terminal.
   – Si usted no tiene la culpa, entonces la culpa será mía.
   – No, tampoco. Pero como comprenderá no tengo por qué pagar más de lo que he pagado siempre.
   Este tan solo es un estracto de la discusión que mantuvimos. Unas cuantas frases de besugos después, y gracias a la intervención de otros compañeros que esperaban en la parada, el hombre accedió a pagarme los 26 €, pero con cara de no entender el por qué. Se fue pensando que había sido estafado.
   Por unos instantes pensé que YO era el loco, por ese extraño Síndrome de Estocolmo que en ciertos momentos de debilidad nos invade a los taxistas.
   Todo es muy raro. 
   -

 





Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -