titulo
La ceguera del vidente
Tuesday 21 November 2006 [18:02]

cartel para ciegos   Para llamar la atención del taxista el ciego suele llevar un cartel donde figura la palabra TAXI. Entonces te detienes a su altura, te bajas y le ayudas a montarse. Casi siempre los ciegos conocen mucho mejor que el taxista el camino a su casa, o a la oficina; o al menos con mayor detalle.
   El otro día, al montarse un ciego por el procedimiento indicado, me sugirió un itinerario concreto y detallado para alcanzar su destino, con las calles por las que teníamos que pasar. Creí haberme quedado con todo, y le llevé según lo indicado cuando en uno de los giros me dijo: “¿Por qué ha girado por Pío XII en lugar de tomar la Cuesta del Sagrado Corazón?. Pese a la palidez del momento pude decirle a tiempo que había demasiado tráfico…
   – Tiene usted razón, a estas horas muchos conductores optan por acceder a Arturo Soria a través de la Cuesta del Sagrado Corazón.
   Pasado el trago y pocos metros antes de alcanzar su destino, le pregunto por el número de la calle.
   – El 52 está justo bajo un cartel grande y verde de FARMACIA, y a la derecha del balcón decorado con plantas enredaderas. Si me hace el favor, deténgase entre los cubos de basura y la farola.
   – (…).

   No es ciego quien no puede ver, sino quien no mira. He podido pasar veinte veces por esa calle y jamás me había fijado en aquel balcón decorado con plantas enredaderas.

   Mucho nos queda por aprender del punto de vista de un ciego.





Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -