titulo
Empatizar es de sabios (Tarifas VS. Usuarios)
Monday 27 November 2006 [13:44]

adorno para ciertas voces   Subrayo la importancia de haber conseguido un mayor protagonismo en los medios. Estos últimos días la nueva subida de tarifas ha derramado océanos de saliva y esto, vamos a ser positivos, fomenta discusiones donde la palabra taxi aparece en cada frase, incluso en boca de personas que nada tienen que ver (ni siquiera como usuarios) con el sector.

   Aclaración al profano: Para solucionar el evidente problema del transporte público durante las noches del fin de semana, el Ayuntamiento de Madrid y diversas Asociaciones de Taxistas han acordado aplicar un nuevo “suplemento” con la intención de motivar a todos aquellos taxistas que no suelen trabajar esas franjas. Como casi siempre sucede, esta medida perjudica a unos y beneficia a otros. Y ni los unos se ponen en el lugar de los otros, y viceversa (clientes VS. taxistas). A raíz de esta noticia, pondré ciertos puntos sobre la cybermesa:

   1.- La subida se aplicará la noche de Sábados y Domingos (¿no podrían haber cambiado el Domingo por el Viernes?).
   2.- Este nuevo suplemento no aumentará el número de taxis (¿acaso sumarle 15€ a la recaudación supone un reclamo suficiente para cambiar de hábitos laborales?).
   3.- Precediendo a esta medida, a la Comunidad de Madrid no le pareció viable mantener el servicio de Metro las noches del fin de semana (no viable significa que perderían dinero, de lo que se deduce que el Servicio Público, por encima de todo, es un negocio).
   4.- Sin embargo, y teniendo en cuenta que el 7% de la recaudación por taxímetro ayuda a engordar las arcas municipales, dicha subida supondrá para el saneamiento de las mismas un incremento de 400.000€ anuales (dato resultante según esos 4.000 taxis nocturnos y una media de 15 bajadas de bandera en dicha franja).
   5.- Según los puntos 4 y 5, el Ayuntamiento de Madrid ganará más pasta que antes, y si continúa el problema de la escasez de taxis, la culpa será de los taxistas, y el Metro continuará cerrado porque (económicamente) “no compensa”.
   6.- Conclusión: El mismo servicio, los mismos problemas, el taxista del turno de noche sensiblemente más contento y el cliente del turno de noche sensiblemente más cabreado.

   Mensaje para el cliente del turno de noche sensiblemente más cabreado: Traten de entender lo que supone trabajar en una gran ciudad por la noche (inseguridad, conducción más peligrosa por culpa de esos que aun no entienden la frase “si bebes no conduzcas“, vómitos en la tapicería, mujer-marido e hijos preocupados en casa, mujer-marido e hijos que por superposición de turnos en el sueño no coinciden con su padre-marido, madre-mujer, etc).

   Y, dicho sea de paso…

   Mensaje para el diario El Mundo: Aplaudo su iniciativa de crear un foro (www.elmundo.es) a disposición de cualquiera para debatir sobre este (o cualquier otro) tema con total libertad. Sin embargo, lo que me parece indigno es la selección que del mismo han impreso en su diario. Todos los comentarios hablan de privatizar el sector como única medida posible para solucionar el problema (“de este modo“, explica un forero, “el servicio sería más barato y trabajarían TODOS los taxis cada noche del fin de semana“). (Otro nos cuenta “Los taxistas son demasiado mayores para querer trabajar por la noche. Se conforman con echar unas horas por el día y con eso tienen para vivir“). Sin embargo, quien visite su foro íntegro podrá comprobar que dichos comentarios corresponden a un porcentaje mínimo respecto al resto de las opiniones (algunas de ellas, por cierto, mucho más interesantes).
   En ciertas ocasiones, tanto la falta de información como la nula empatía hacia lo ajeno (y desconocido) nos lleva a soltar demasiadas gilipolleces. Lo más triste no son esos comentarios, sino aquellos altavoces mediáticos que los amplifican. En fin…
  
   (Sugiero a esos comentaristas e ideólogos afilados y demás pedrojotas un par de piercing que adornen su voz)





Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -