titulo
0:27 horas
Tuesday 2 January 2007 [18:53]

una noche más   Aún con restos de uva en los premolares, me puse al volante del taxi con la sana intención de comenzar el año con buen pie (el del embrague, por supuesto). 
   Y no tardé más de dos minutos (o dos calles) en encontrar el primer cliente (chico joven de chaqueta y corbata prestadas) del año.
   Tras felicitarnos las fiestas (me restan 364 días de felicidad) me indicó un destino con dos paradas previas. El chico resultó ser educador en un centro de deficientes mentales, y aquella noche había organizado una fiesta para ellos.
   – Ni te imaginas la marcha que tienen. El año pasado se tiraron toda la noche bailando sin parar ni un solo segundo. Y yo… me lo pasé mejor que ellos, lo digo en serio…
  En ambas paradas subieron sendos jóvenes con Síndrome de Down. Ambos parecían realmente excitados, de sonrisa radiante, como a la espera de una noche única e irrepetible.
   – Bailar, bailar – decía uno de ellos, entusiasmado.
   Minutos después, tras contarnos con todo detalle los avatares de su última cena del año, el más hablador me invitó a “unos bailes”, oferta que al final del trayecto decliné, entre risas (más por ética profesional que por falta de ganas).

   – El taxista tiene miedo de bailar peor que Borja – le dijo el otro al educador.

   Y, probablemente, tenga razón.





Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -