titulo
Dios no sabe frenar
Monday 15 January 2007 [17:34]

divino   Un conductor obtuso (que no era yo), al saltarse el semáforo de marras, me obligó a frenar con furia (y con dolor de ruedas) hasta clavarme a escasos centímetros de su puerta.
   – Gracias a Dios no hemos chocado – me dijo el usuario.
   – Dios no ha tenido nada que ver. Ha sido gracias a mí, caballero; o bien, gracias a la firme (y contundente) presión de mi pie derecho sobre el pedal del freno [¡no te jode!]*.

   *[Interprétese para los adentros del lector]





Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -