titulo
La demolición de mis valores
Monday 26 March 2007 [12:39]

hipoteca inversa   El constructor y su abogada subieron a mi taxi frente a la Audiencia Nacional con la sensación de haber vuelto a ganar una nueva batalla.

   – A Getafe, por favor.

   El constructor (camisa abierta, chaqueta y gafas oscuras de pasta) le daba órdenes a su abogada (chica joven, traje de chaqueta y maletín): “eres demasiado pardilla; como no espabiles, acabarán comiéndote. En esta vida hay que echarle mucha cara. Si te anticipas a sus respuestas, les demostrarás tu superioridad; y luego: atacas”.

   El constructor hablaba con ella mirándome a través del espejo, como tratando de hacerme partícipe en la conversación.

   Antes de entrar en Getafe pasamos por una gran explanada en cuyo centro se encontraba una caseta de “información”.

   – Mire – me dijo. – Todo este suelo es mío. Voy a levantar un complejo que te cagas. ¿Sabe cómo lo he conseguido?: debiendo mucho dinero a los bancos. Los pardillos le deben al banco 30 ó 40 millones por una hipoteca a pagar en 35 años. Los bancos les tienen ahogados, y así es imposible prosperar. Yo le debo al banco más de 800 millones, y te puedo asegurar que el director de mi sucursal me llama a todas horas, y me invita a comer, y me hace regalos. Cuando le debes al banco 40 millones, si no pagas tienes un serio problema con ellos. En cambio, si yo no pago esos 800 millones el problema serio lo tendría el banco; por eso les conviene tratarme bien. 

   Al despedirse, me regaló un último consejo.

  - Quien más debe, más tiene.

   [Nota: 15 céntimos de propina 




17 Bajadas de bandera »

    En estos momentos es cuando reniego de mi ateísmo obstinado, porque ahora me vendría de perlas un infierno y un cielo en el que se diera la vuelta como un calcetín a los debes y a los haberes de estos tipos.
    No sé qué es más pobre, si la propina o el consejo (bueno, sí que lo sé).


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 26 March 2007 a las 12:55



    Los constructores y los banqueros… las dos especies de alimañas que más odio.

    Y con razón, qué hostias.


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 26 March 2007 a las 14:57



    Lo que no es normal es eso… que si dejas a deber una cuota y tal, se te echan encima, pero a los peces gordos… esto me recuerda lo que pasa en la película “bichos”, cuando uno de los saltamontes (un banquero) dice que no hay que temer a una hormiga, pero sí a todas si se organizan. Imaginad por un momento que TODO EL PAIS no pagase sus préstamos. TODOS, sin excepción. No hay cárceles suficientes para meternos a todos en el trullo, crearíamos un crack que lo iban a flipar. Me parece obscena la riqueza y opulencia de unos cuantos que todavía quieren sacarnos MAS los cuartos. Toda la vida de casa al curro y del curro a casa, y disfrutar lo mínimo, mientras ellos están, cada vez más, podridos con nuestro dinero. Son tan pobres que solo tienen eso. Pobre de mi si no existe el cielo, pero ay de ellos como exista el infierno.
    Caray, que revolucionario y revolucionado que me he puesto en un minuto… pero es que hay cosas que me superan.
    Salud/OS!


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 26 March 2007 a las 16:49



    Carajo… que no sé que pasa que cuando firma sale la dirección antigua de mi blog… a ver ahora… que como nos hemos mudado…!
    Perdon por la “repetición”!


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 26 March 2007 a las 16:53



    Una, de entre las muchas razones que habrá por la que el constructor se cree que es rico (en el post sólo se habla de migajas económicas, queramos o no), es el hecho de dejar 15 céntimos de propina en el taxi. Seguramente otra razón será que se lleva las pequeñas tarrinas de mermelada de fresa Hero que le ponen para desayunar junto a la tostada. Pero, seamos inteligentes y saquemos conclusiones de todo esto: Asi, igualito, con los 15 céntimos de propina en los taxis comenzó Jesús Gil, y mirad como ha acabado: muerto, al igual que el mendigo que habia debajo del puente de Cuatro Caminos.


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 26 March 2007 a las 18:42



    tiene razón.
    dar mucha propina=cosa de pobres.
    deber poco al banco y no arriesgarse=cosa de pobres
    ser hijos de pota=cosa de ricos.


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 26 March 2007 a las 19:53



    Correcto, si uno no paga la hipoteca el problema es suyo, pero, ¿qué pasaría si la gran mayoría de personas que tiene una hipoteca se negasen a pagarla?

    Nota: Es un caso hipotético, soy muy consciente de que no puede ocurrir.

    Un saludo.


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 26 March 2007 a las 22:48



    Ayer leyendo entre las bitácoras que visito a diario me encuentro con una anotación en Ni libre ni ocupado que me ha impresionado mucho y que os dejo a continuación:…


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 27 March 2007 a las 8:15



    ese tipo de persona es el problema de la especulacion inmobiliaria… ya le diré yo los regalos que me hacen cuando se explote la burbuja… que asco de gente…
    os habeis dado cuenta que éste no disfruta de su vida ( o le encantará la del Tio Gilito…)

    “La avaricia rompe el saco” y no lo ha dicho rajoy, aznar, zp, otegi, losantos… de esa gente no me creo nada, me lo ha dicho mi abuela, que ella sí piensa en mí, y no en mi voto.
    y yo me voy a ir a vivir al parque.


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 27 March 2007 a las 11:06



    me cago en todo y desde arriba, cuanta razon y que pensamiento tan diferente… hoy mismo voy al banco a que me den un prestamo para recalificar mis terrenos, pedire mil millones por mi terraza (q no es mia, sino del banco) de 5 metros cuadrados(mas bien rectangulares..), y a mi secretaria la explotaré todo lo que pueda y por donde pueda…
    me parto el culo de esa gentuza…


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 27 March 2007 a las 11:24



    Lo siento muchísimo por esto pero… ¡¡¡que grandídimo hijo de la gran puta!!!
    Este comentario tiene absoluta licencia para ser erradicado, borrado eliminado, modificado…
    pero es que me ha revuelto las tripas
    lo siento una vez más…


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 27 March 2007 a las 12:17



    En que has pensado inverti la propina, tengo yo un terrenito….

    :-)


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 27 March 2007 a las 20:43



    menudo impresentable este abogado de secano. encima dando lecciones de derecho. ojalá se le pudran los ladrillos :(


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 28 March 2007 a las 2:10



    puf, lo deleznable no es el tipo, ¡sino los bancos que se lo permiten!


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 28 March 2007 a las 13:57



    PALABRA DE DIOS
    Es lo mas cierto que se ha podido decir. O gordas ó no hacerlas. El deber pasta al banco es lo mejor que se puede hacer para medrar, sino, no eres nadie.


    Anonymous se subió a mi taxi el Friday 30 March 2007 a las 11:08



    muy interesante, me gustan este tipo de propuestas creativas e originales realmente no pense que existiera cuando me lo contaron, asi que decidi verlo con mis propios ojos


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 5 September 2007 a las 3:03



    y quien mas tiene menos da y mas roba.


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 21 January 2009 a las 14:38


¡Baja la bandera!


2 + 1 =



Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -