titulo
Quiero robar una voz invisible
Tuesday 17 April 2007 [15:50]

imagen mental   – Buenas tardes. Calle Fuencarral, por favor…

   Esa voz me suena, pensé.

   Al situarse justo detrás de mi asiento no pude mantener contacto visual con ella. Su figura se encontraba fuera de los límites marcados por mi espejo retrovisor.

   Sin embargo, gracias a un sesudo chequeo mental de mi archivo sonoro, llegué a encontrar la respuesta:

   ¿Recuerdan la voz de aquel Navegador que me robaron?: Era la misma voz, “la voz”; el mismo timbre, esa misma sonoridad líquida que al indicarme cada desvío me abrazaba los tímpanos casi sin tocarlos.

   Al fin había encontrado la misma voz tantas veces reproducida por ese Mp3 craneal que llamamos memoria.

   Pero no podía verla.

   Traté sin éxito de encontrar su cara simulando buscar “algo” en el asiento trasero, volteando la cabeza hasta el mismo límite del exorcismo; pero aquella mujer parecía esconderse de mí (puede que de sí misma, también). Era menuda, escurridiza y, hasta el momento, invisible.

   Al alcanzar su destino, me tendió un billete de 5€. Su mano, en el momento de rozar mi mano, parecía envuelta en células de oxígeno aterciopelado; tan juntas unas de otras, que simulaban un microscópico Tetris concluso.

   Entonces traté de aprovechar la ocasión para, al devolverle el cambio, poder estudiar sus rasgos al menos durante un par de segundos y así retener la línea de sus labios, sus ojos, o su barbilla en mi memoria (en la misma carpeta que el archivo de su voz). Sin embargo, me dijo:

   – Quédese con las vueltas.

   Y abrió su puerta, y bajó del taxi: el cabello cubría su cara lo suficiente para continuar invisible y misteriosa. Luego se adentró en un portal, y así acabó todo.

  

   [Nota a la mujer invisible de la calle Fuencarral: Sé dónde vives, o al menos dónde vive tu novio, marido o amante. No quiero perturbar tu vida ordinaria, ni serle infiel a nadie. Tan solo te ruego un trozo de voz para mí, sólo para mí. Y no dejaré de pasar por tu calle hasta que mis oídos reunan valor para robarte unas cuantas palabras]

   Continuará…   




18 Bajadas de bandera »

    PRIME!
    Caramba… esa fascinación puede ser mágica o bien derivar en obsesión psicótico-compulsiva… trata de conseguirlo, simpulso, trata de conseguirlo…! Pero con cuidadito y mesura!
    Ya nos contarás.
    Salud/OS!


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 17 April 2007 a las 15:54



    esto es amor!


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 17 April 2007 a las 16:34



    Qué bueno, la voz sin rostro… aún la hace más deseable haberla tenido tan cerca, ¿no?.

    Un beso.


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 17 April 2007 a las 18:28



    un post genial… como el resto del blog.

    un abrazo.


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 17 April 2007 a las 18:44



    ten cuidado porque corres el riesgo de en vez de dormir mecido por sus cuerdas vocales, acabar ahorcándote con ellas…


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 17 April 2007 a las 19:07



    Tu taxi debe ser muy cómodo porque sueñas cosas preciosas (o las vives y las escribes que parezcan sueños preciosos).


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 17 April 2007 a las 19:41



    Simplemente buenisimo.


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 17 April 2007 a las 20:05



    Simplemente buenísimo.


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 17 April 2007 a las 20:05



    En eso casos ahi que ser un caballero y bajar a abrirle la puerta jajajaja asi hubieras visto su cara Un saludo tod@s. (y recuerda que el que la sigue la consigue)


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 17 April 2007 a las 21:18



    Genial la entrada.
    No me imaginaba que la voz de un chisme de esos podía mover tantas emociones…
    Un saludo


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 17 April 2007 a las 22:00



    Fascinante … Un saludo


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 18 April 2007 a las 10:23



    No te dejes encandilar por una voz. Los cantos de sirena son muy traicioneros.

    Hay que conocer a la persona. De la voz te enamorarás después.


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 18 April 2007 a las 16:08



    ¿Sabes? la voz de la que estoy enamorada desde finales de los 80 (entonces solo era una chiquilla viendo El Tiempo es Oro), es la de Constantino Romero…


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 18 April 2007 a las 20:29



    Una voz bonita puede llegar a ejercer un influjo tan poderoso como la belleza exterior.

    A través de ella puedes intuir muchas cosas del interlocutor,es algo tan propio nuestro como las huellas dactilares o el iris ocular.Es nuestro DNI.


    Anonymous se subió a mi taxi el Thursday 19 April 2007 a las 10:46



    tu voz, locura de tantos silencios….


    Anonymous se subió a mi taxi el Friday 11 May 2007 a las 11:57



    [...]    3.- Meses después, monta en mi taxi una usuaria cuya voz corresponde a la de Marta. [...]


    Anonymous se subió a mi taxi el Saturday 12 May 2007 a las 11:21



    Como te ha dicho otra persona, no te enamores de una voz, enamorate de su persona y luego de su voz, una voz sin ojos que te miren y puedas ver a traves de ellos es solo eso un sonido, un ruido, hipnotizador pero un ruido.

    Adelante genio.


    Anonymous se subió a mi taxi el Friday 18 May 2007 a las 13:55



    Que curioso, es como escuchar la voz de constantino romero pero sin verla…;-)

    Buen trabajo. Me ha gustado mucho tu blog

    saludos genio


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 3 December 2007 a las 18:05


¡Baja la bandera!


− 6 = 2



Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -