titulo
Taxi Letal III
Tuesday 24 April 2007 [20:12]

dame un clip...   En ciertas ocasiones se cuela (por la puerta de atrás) algún usuario abducido por el espíritu de Bruce Lee.

   Léase, sin ir más lejos, el ejemplo de esta misma mañana:

   - La profesión de taxista tiene que ser peligrosísima
   – Depende de lo que usted entienda por “peligrosísima” – dije tratando de quitarle dramatismo al asunto.
   – No sé… le habrán atracado alguna vez, vamos, digo yo… y le habrán puesto alguna navaja en el cuello, ya sabe: lo típico… – me dijo con creciente entusiasmo.
   – ¿Que te pongan una navaja en el cuello es “lo típico”? – pregunté con tonillo sarcástico.
   – Y esa cicatriz que tiene en el brazo, ¿se la hicieron en el taxi?
   – No – contesté, sin más (cualquiera le decía que perdí el equilibrio en casa manipulando una humilde bombilla)

  

   Esta última asociación “peliculera” de ideas entre una cicatriz y un taxi (también llamada taxicatriz) me llevó al recuerdo de aquella cita (rescatada de -20º):

    “Si un cojo se viste de militar parece una herida de guerra”




14 Bajadas de bandera »

    Profesión del taxista: ” El Paciente Inglés”.

    Besooooooooooooooooooos


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 24 April 2007 a las 21:22



    Y es que los accidentes más chungos pueden suceder en casa, el lugar donde por definición tienes cobijo y protección… La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, ay God!
    Salud/OS!


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 24 April 2007 a las 22:36



    La semana pasada decidí salir de la ducha al más puro estilo Nadia Comanenchi (nunca supe como se escribía) y conseguí un bonito dedo del pie al estilo obispo (por el color y las lustrosidades cárnicas). Y fui y lo narré tal cual. Si lo llego a saber digo que se me cayó encima un palé de bolas para cañones de barcos piratas mientras que me documentaba para mi siguiente novela…


    Anonymous se subió a mi taxi el Tuesday 24 April 2007 a las 23:47



    la gente es de lo más peliculera :)


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 25 April 2007 a las 11:13



    Que pena que hayas dejado las “Taxibromas”, dicho individuo estaba deseando una.


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 25 April 2007 a las 14:02



    Igual era contable o administrativo, fuera de estas profesiones todo es “peligrosísimo” te lo digo yo.
    Saludos


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 25 April 2007 a las 16:46



    A mi, por mi condición femenina, las mujeres que se suben también por la puerta trasera de mi taxi, me preguntan muy pelicúleras ellas,que si los hombre no me dicen groserías. Cuando les digo que no, ellas decepcionadas, me vuelven a preguntar: ¿seguro que no?.Realmente no es que me deseen ningún mal pero les cuesta creerlo. Quizá no piensen en ningún hombre que ellas conozcan pero si en alguno que no pueda frenar sus ansias sexuales mezcladas con maldad.La palabra “morbo” tan mal usada últimamente, expresa realmente lo que le pasa a estas personas. Quieren violencia y horror pero desde la barrera.Les gusta que se lo cuenten de primera mano para experimentar el horror, pero que no les afecte. Este voyeurismo es propio de adolescentes y de marujas aburridas.En fin, son seres graciosos.


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 25 April 2007 a las 18:14



    deberías dejar una manga del traje de spiderman asomando por debajo del asiento, por aquello del glamour y el peligro.
    pd: espero que no vuelvas a tener problemas con las bombillas. si se te rompe alguna ,avisame, que yo te ayudo para que no te hagas daño nunca mais


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 25 April 2007 a las 20:52



    Hola, muy interesante la aportación de Nani. Tal vez podríamos reflexionar un poco sobre la sociedad vouyer (no se si se escribe así) y la necesidad morbosa de violencia.

    Un saludo.


    Anonymous se subió a mi taxi el Thursday 26 April 2007 a las 0:29



    Gustavo, Nani(colega gremial): La influencia del cine en nuestra vida ordinaria resulta más que palpable: desde la revolución violenta de Asesinos Natos, o La Naranja Mecánica hasta la creación del género friki con Star Trek.
    Incluso el efecto se podría plantear a la inversa: ¿por qué la película más taquillera en la historia del cine español es Torrente II?
    Buscamos con desesperación héroes y demonios que nos muevan por dentro. Necesitamos sentirnos vivos más allá de nuestra propia monotonía diaria.

    Otro saludo después del tuyo.


    Anonymous se subió a mi taxi el Thursday 26 April 2007 a las 2:32



    …y todavía pensarán que en la guantera llevas una recortada…jajaja


    Anonymous se subió a mi taxi el Thursday 26 April 2007 a las 19:45



    Efectivamente, simpulso, las películas tienen una influencia importante en nuestras vidas. Nos muestran pautas o modelos de actuación. De hecho, el cine es uno de los agentes de socialización más importantes. En todo caso, podríamos discutir si refleja o no la sociedad que representa, o incluso, si la violencia que se nos presenta es lo que la sociedad demanda. A mi me llama la atención, acercándome un poco al comentario de Nani, las colas que se forman en la carretera cuando hay un accidente. A menudo, no se producen porque los vehículos accidentados bloqueen el paso, sino porque las personas reducimos mucho la velocidad para poder contemplar el siniestro más detenidamente. Ante estos actos violentos, sentimos la morbosidad de mirar, de ver, de ahí el vouyerismo al que apunta Nani.

    Un saludo.


    Anonymous se subió a mi taxi el Friday 27 April 2007 a las 0:25



    ¿Porque tendran esa mania, generalmente los de provincias, de que en Madrid estamos todo el dia metidos en una peli de tiros y puñetazos?
    ¿Que medios utilizarán para estar informados?
    Si yo fuera periodista me pensaria dos veces la forma de informar, porque tanto canguelo no es normal….


    Anonymous se subió a mi taxi el Friday 27 April 2007 a las 14:35



    Pues yo soy taxista y estoy de acuerdo en que es más peligrosa que otras… En cualquier profesión puedes tener un accidente, en el taxi, también, pero es que además, estamos muy desprotegidos y cualquiera con “necesidad” de dinero inmediato puede convertirse en un peligro adicional que no existe en otros trabajos. A los hechos me remito… en pocos trabajos hay tantas muertes a manos de terceros como en el taxi (obviamente hablo en proporción)… Es un ambiente muy reducido que impide una distancia prudencial con los clientes, y eso se nota… Y para que nadie piense que hablo por hablar, hace dos semanas a mí mismo me sacaron un cuchillo y me robaron. Antes los bancos eran poco seguros, pero con el tiempo, se han incluido agentes de seguridad, cajas con apertura retardada, cajas fuertes para meter todo el efectivo directamente… En los supermercados y gasolineras guardan el dinero cada poco tiempo, y eso más el agente de seguridad (Sobre todo en grandes superficies..) le quita las ganas a cualquiera, en cambio en el taxi seguimos como hace 20 años… Un coche y un chófer, sólo en algunos sitios se ha puesto GPS con alarma que algo ayuda, pero realmente siento que estamos “vendíos”.

    Hala, siento la parrafada, pero tenía que decirlo… O_O


    Anonymous se subió a mi taxi el Saturday 28 April 2007 a las 20:14


¡Baja la bandera!


4 + 4 =



Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -