titulo
Negro sobre blanco
Wednesday 30 August 2006 [10:58]

kofi solo con dos de azúcar   Me llamó la atención, ayer mismo… un hombre de raza negra y acento africano, unos 50 años, clavadito a Kofi Annan,  toma asiento junto a mí, no detrás sino a mi lado,  y comienza a hablar  de su estancia en Londres, antes incluso de indicarme el destino, “qué caro todo ahí, joder, joder, los almacenes Harrods, un reloj muy bonito 2000 libras, y entro en un pub y no tienen cerveza sin alcohol, joder, joder, allí la llaman free, pero no tienen, y me pusieron una con alcohol que parece más suave  que la española, pero sube más deprisa, joder, joder”. Me habló del  último partido del Barça “ya no juega tan bien como la temporada pasada, joder, joder” y de lo bien que se circula por Madrid  en esta época del año. El trayecto  del aeropuerto a  Atocha duró unos 20 minutos que utilizamos para hacernos íntimos. Al contrastar sus palabras con el color de su piel me acordé de unos versos de ese gran poeta que es Lichis: “Qué bonito el mar, cuando lo miro a tu lado olvido las pateras, las mareas negras, los alijos incautados”.

   Me resisto a  creer en  esa diferencia hipotética entre ciudadanos de primera y de segunda.  Un “negro”  me trajo noticias de Londres, y no llegó a Madrid en cayuco, sino en la British,  y se sentó a mi lado, mucho más cerca que esos blanquitos estirados que no sabrían por dónde mirarme si no tuvieran hombros. Creo en la mezcla de culturas y de razas  como única forma de conseguir conocer en primera persona el mundo que nos rodea. El que nace negro odia al blanco, el que nace blanco odia al negro, ¿somos gilipollas?. ¿Y si alguien naciera blanco y ciego y le aseguraran que es negro odiaría a los blancos?.  ¿Seríamos capaces de odiarnos a nosotros mismos por culpa de un simple error de forma?. Joder, joder.

   Al llegar a  nuestro destino Kofi Annan me dio la mano y me dijo:  “Los taxistas de  Londres ni siquiera te ayudan a sacar las maletas del maletero. Lo abren y las sacas tú. Joder, joder”. Me pagó y se marchó arrastrando  su carrito. Buen viaje, amigo.




6 Bajadas de bandera »

    Ya casi me había olvidado de la magia del juego de tus palabras; hacía mucho que no “te leía”. Buen comienzo; en tu linea…
    Referente a tu vivencia y a esos pensamientos plasmados en palabras… la mayoría de este aborregada población, si fuera negra y ciega…por supuesto que odiaría a los negros. Tenemos esa estúpida tendencia a creérnoslo todo… y por desgracia a no ver más allá…(yo también en mi linea, como puedes ver)
    Enhorabuena “pesetas”, ya ves que puedes hacer todo lo que te propongas…


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 30 August 2006 a las 23:52



    Mmmm estos viajecitos van a ser interesantes…!!!


    Anonymous se subió a mi taxi el Thursday 31 August 2006 a las 0:58



    Hola. Soy la de los ojos con ojeras de hipoteca,,,preparada para viajar contigo, como siempre, emocionada con tus palabras.

    Dispuesta a compartir TODO contigo: tus risas, tus lloros, tus “experiencias sociales”, tu retrovisor y mi hipoteca.

    Diosssssssss…..impaciente estoy por saber que pasa mañana..riau!!

    Suerte y al toro nene que lo vas a capear la mar de bien. Esto de los blogs esta hecho pa ti.


    Anonymous se subió a mi taxi el Saturday 2 September 2006 a las 3:09



    Anda!… Ya he llegado al final del blog… Un blog genial, por cierto…


    Anonymous se subió a mi taxi el Wednesday 14 February 2007 a las 12:58



    Dios, en serio, escribe un libro.


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 14 May 2007 a las 3:01



    ¿Los negros son negros?

    No: son marrón oscuro.

    ¿Los blancos son blancos?

    No: son marrón claro.

    ¿Somos idiotas marrones?

    (Me acabo de enganchar al archivo)


    Anonymous se subió a mi taxi el Monday 21 May 2007 a las 22:28


¡Baja la bandera!


1 + 4 =



Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -