titulo
La cultura del fútbol
Friday 4 May 2007 [12:21]

Atleeeeti...   Poco antes de alcanzar la plaza de Jacinto Benavente, desde Atocha, nuestra conversación derivó por nuevos derroteros:

   – Ahora los Teatros están adoptado el nombre de firmas comerciales… – dije.
   – El Teatro ese de Gran Vía ahora se llama “Movistar” – dijo la mujer (mediana edad, cabello abultado, gafas de otra época).
   – ¿Y qué me dice del mítico Teatro Calderón que ahora se llama “Hagëen-Dazs”?
   – ¿Lo dice en serio?. ¡Qué vergüenza!. Con lo que fue ese hombre… Vicente Calderón… ¡ya verá cuando se lo diga a mi marido!.
   – (…)

   …

   [Pregunta para mis adentros: ¿Calderón de la Barca era del Atleti?]

   [Taxireflexión para mis afueras: Terca vida...] 

  

   [Agradezco desde lo más profundo de mi taxi haber sido elegido entre los finalistas del concurso 20blogs. A todos vosotros, por no ser conscientes del error que habéis cometido al votarme. Gracias por confiar en nilibreniocupado. Gracias a mi webmaster Fernando García. Gracias a todos esos lectores incondicionales por vuestros sesudos comentarios (sois diesel para mi taxi). Gracias a esos usuarios que, sin saberlo, copan cada día nuestro espejo retrovisor] 





El mar, la mar, lo mar…
Wednesday 2 May 2007 [22:52]

reloj de arena   Yo también he utilizado este puente para buscarme en la playa. Primero me desbusqué en Madrid para luego iniciarme a orillas del mar:
   Me adentré en los adentros de mi taxi y, a su vez, en los adentros de uno de esos túneles encharcados (por culpa de sus colectores lacrimales) hasta que la carretera llegó al límite de sus fuerzas, en un pueblo costero cualquiera.

  

   Cuando en tu ciudad no te sientes nilibreniocupado, acabas huyendo a cualquier borde peninsular con la intención de continuar a nado si es preciso (con ganas de pegarle un mordisco al horizonte).

   Viajas con el taxímetro apagado, con la voz apagada (por la falta de usuario); y al llegar al mismo límite, sales del taxi para encontrarte con toda esa arena que en realidad es asfalto descolorido y disuelto en un desierto de ruinas microscópicas… y al encontrarte frente al mar te acuerdas de esos colectores mal encajados en los bajos fondos de la M-30, y entonces todo vuelve a un mismo inicio…

  

   Cuando no soportas tu ciudad pero, al alejarte unos cuantos kilómetros, ya la echas de menos, entonces se reafirma tu condición de nilibreniocupado.

   Cuando tomas un puñado de arena, en la playa, y lo dejas caer poco a poco como quien juega a las metáforas, entonces el techo de tu cielo se hunde al pensar que, a estas alturas de la vida, incluso los relojes de arena acaban siendo digitales





Recuperando el sentido (del humor)
Tuesday 1 May 2007 [19:31]

viandantes   En Gran Vía, a la altura de Callao, un grupo de músicos callejeros de saxo en boca, trompeta y percusiones varias, interpretaban sonidos díscolos que recordaban a las marchas militares.
   Los viandantes, aunque simulaban ignorarles, parecían caminar con paso decidido, mirando al frente sin tiempo siquiera para el pestañeo…

   – Esos músicos trabajan para el Ayuntamiento. Los contratan con la intención de marcar el paso a los transeúntes – le dije a mi usuario (un tipo joven de barba y coleta).
   – Y al que se salga de la fila, le arrean una colleja, jaja… – me dijo (simulando gesto collejil con la mano).
   – Jaja…

  

   [Nota: Rompo el "alto el juego" a mis taxibromas, pero sólo hacia los tipos de barba y pelo largo encoletado...]





Fantasías simpulso
Monday 30 April 2007 [14:05]

   Al salir del taxi la mujer se dejó olvidada una carpeta sobre el asiento. Las prisas, los coches y los cláxones ruidantes me obligaron a continuar la marcha; imposible bajar del taxi y correr hacia ella para devolvérsela.

   Cuando encontré un hueco para aparcar, revisé con más calma el contenido de la carpeta por si adjuntaba alguna dirección remitente o bien algún dato que me ayudara a poder localizarla. No había más que exámenes corregidos por ella (supuse), entre los cuales me llamó la atención el siguiente:

Froilán: nuestro Rey

   Nota: Aunque le hayan arrebatado (injustamente) el 4º puesto en la línea sucesoria, tenemos que unirnos y hacernos fuertes ante un propósito común: que Froilán se convierta en nuestro próximo Rey. Para ello no es necesario esperar a su mayoría de edad. Cuanto antes herede la corona, antes nos llevará a la III República. Hacedme caso.

  

   [Puede que este suceso no haya ocurrido nunca, que se trate tan sólo de una fantasía simpulso. Puede que nunca existiera aquella mujer, ni el exámen de Froilán.  Algunas veces la ficción se mezcla con la realidad a una velocidad tan magnífica que cuesta distinguirlas]  





Un Taxi Adelante (Uta Dance)
Sunday 29 April 2007 [7:33]

desde mi taxi   Esa chica me suena, claro… pelirroja, rizada, gotelé de pecas faciales, sonrisa color luna (sin cráteres), cuerpo de curvas exactas, claro… ¿cómo se llamaba…? la pelirroja de aquella serie… Un Paso Adelante… que nadie ha visto nunca, pero que todo el mundo conoce, incluso yo (que solo veo documentales de koalas y el informativo nocturno de Sánchez Dragó)… ¿Ingrid?… ¿por qué reconozco su cara y su nombre si nunca he visto esa serie?…

   Ingrid tomó asiento en compañía de un tipo muy simpático (que en esos momentos hablaba por teléfono con alguien de nosequé campaña publicitaria).

   – Queríamos comer algo por Chueca, ¿conoces la Bardemcilla?… ¿sabes dónde está? - me preguntó Ingrid.
   – Claro… me doctoré en sus croquetas caseras… – dije.

   Cuando el tipo se despidió de su interlocutor comenzaron a hablar entre ellos…

   – ¿Quieres mi corrector de ojeras? – ella a él.
   – ¡No!, ¿por quién me tomas? - dijo el tipo, ofendido.
   – Pero si no se nota… mira… es del número 2.

   Mientras se lo aplicaba, Ingrid mostró cierta preocupación por tres granos que le habían salido en plena mejilla.

   – Son horribles – dijo proyectando la zona afectada sobre mi espejo retrovisor (descartando el disimulo).

   En realidad yo no veía nada fuera de lo normal. Con tanta peca me resultaba imposible distinguir grano alguno.

  

   Al alcanzar el restaurante de marras y con el tipo ya en la calle, mi amiga Ingrid (acercándose a mi oreja derecha) me dijo:

   – No me has visto ningún grano, ¿ok?
   – ¿Qué grano?
   – Así me gusta, jaja.
   – Jaja…

   [Nota: Según San Google su nombre real es Silvia Marty. Según simpulso, Google es San Google porque o hace milagros, o los busca...]





Preguntas simpulso (no.12+1)
Friday 27 April 2007 [14:36]

todo son preguntas   ¿Por qué los túneles que enlazan Madrid con la Autovías de Zaragoza, A Coruña, Valencia o Toledo son todos de salida y ninguno de ellos de entrada?

   ¿Por qué es más fácil salir de Madrid que entrar en Madrid?

   ¿Nos están preparando una huida masiva encubierta?

   ¿De qué (o de quien) quieren que huyamos?

   ¿Si huimos, adonde vamos?

   ¿Madrizmemata?

   [Nota: A Zaragoza por el túnel de María de Molina; a Coruña por el túnel de Moncloa; a Valencia por el túnel de O´Donnel; a Toledo por el túnel de Santa María de la Cabeza. Todos ellos de salida]





No puedo evitar la lluvia
Wednesday 25 April 2007 [22:02]

quiero silenciarme...   Mujer de teléfono en mano (y cielo volando):

   – ¿Podría bajar un poco el volumen?
   – Señora… la radio está apagada. Lo que suena es la lluvia…

   [Disculpen la impotencia]





Taxi Letal III
Tuesday 24 April 2007 [20:12]

dame un clip...   En ciertas ocasiones se cuela (por la puerta de atrás) algún usuario abducido por el espíritu de Bruce Lee.

   Léase, sin ir más lejos, el ejemplo de esta misma mañana:

   - La profesión de taxista tiene que ser peligrosísima
   – Depende de lo que usted entienda por “peligrosísima” – dije tratando de quitarle dramatismo al asunto.
   – No sé… le habrán atracado alguna vez, vamos, digo yo… y le habrán puesto alguna navaja en el cuello, ya sabe: lo típico… – me dijo con creciente entusiasmo.
   – ¿Que te pongan una navaja en el cuello es “lo típico”? – pregunté con tonillo sarcástico.
   – Y esa cicatriz que tiene en el brazo, ¿se la hicieron en el taxi?
   – No – contesté, sin más (cualquiera le decía que perdí el equilibrio en casa manipulando una humilde bombilla)

  

   Esta última asociación “peliculera” de ideas entre una cicatriz y un taxi (también llamada taxicatriz) me llevó al recuerdo de aquella cita (rescatada de -20º):

    “Si un cojo se viste de militar parece una herida de guerra”





Mi taxi se convierte en obispero
Monday 23 April 2007 [19:12]

¡qué cruz!   Aquel hombre de sotana, alzacuellos y cruz inmensa resultó ser Obispo de algún país allende los mares hispanos; me enteré gracias a una conversación telefónica que mantuvo su acompañante (hombre de edad avanzada, elegante, culto, de voz pausada):

   – Estoy con el Obispo, en un taxi. Mañana nos vemos en Frankfort. Hago noche en Madrid y salgo para allá a primera hora.

   En el transcurso del trayecto mantuvieron una conversación de lo más sesuda: cifras macro económicas, migraciones en el primer mundo, mercados laborales, hambre, cambio climático… mezclando datos y anécdotas como quien diluye Cola-Cao en leche.

   Pero de entre todo el diálogo, me llamó poderosamente la atención una frase citada por el Obispo (y posteriormente recogida en mi taxi-libre-ta) en relación a uno de los temas tratados:

   – Mandaré mañana mismo una circular a todas las parroquias para que se hagan eco de muestra postura al respecto.

   (…)

   [Taxirreflexión: Cada "postura" que adopta la Iglesia se decide en un despacho según su libre interpretación de la Biblia. Temas como el concepto de Familia (con mayúsculas), los métodos anticonceptivos, el aborto o la existencia del Infierno (o del Limbo), surgen de bocas mortales encerradas entre cuatro paredes sin ventanas, ni vistas al mar, ni cuadros de Klimt decorándolo todo]





Los mitos se inmolan
Sunday 22 April 2007 [18:41]

acupuntura   Siempre había sentido una curiosidad enfermiza por entender a los chinos. Cada vez que les escuchaba conversar en mi taxi, en una lengua tan difícil e inaccesible a nuestros oídos, pensaba que la profundidad de su contenido tendría que ser, cuanto menos, proporcional a su dificultad.
   Los chinos, con su tradición milenaria (su Feng Shui, su tangram, su acupuntura, su sushi, su sashimi, su bonsai), sólo podían hablar de temas cuya intensidad mística resultara inaccesible para cualquier mente occidental; o al menos eso pensaba

   hasta esta misma tarde:

   Cuatro chinos dentro de mi taxi.

   - ¿Nos lleva al centro comercial de la calle Silvano, por favor? – dijo el cabecilla.

   Me sorprendió la fluidez de su castellano, y con ello comprendí que al fin podría escuchar una conversación entre chinos entendible (para mis humildes oídos occidentales). Según pude comprobar, todos ellos hablaban perfecto castellano. Según pude comprobar, los mitos también tienen derecho a la eutanasia:

   - Al fin voy a poder comprarme el BMW – dijo el primero.
   – De puta madre, tío…
   – Llevo trabajando cuatro años “como un negro”, ahorrando para el BMW. Es de segunda mano, pero está genial, bien cuidado y eso…
   – De puta madre, tío…

   En fin, que ese mismo diálogo en su lengua natal me habría parecido fascinante. En realidad, hubiera preferido no entenderles y así haber continuado alimentando un mito que murió antes incluso de haber nacido.

  

   [Nota: A destacar el juego léxico del chino alegando "trabajar como un negro"]





<< Página anteriorPágina siguiente >>
Sindicación de contenidos RSS 2.0
Esta página funciona con WordPress - Diseño: Fernando García B.
¡CSS Válido! -